Polvos azules, un pigmento de múltipes usos. Apróximación al uso terminológico en los siglos XVII y XVIII

  • Corinna Gramatke Doctora en conservación y restauración de pintura y tallas policromadas de la Hochschuhle für Bildende Künste Dresden (Alemania)
Palabras clave: Azurita, Comercio, Diccionarios, Esmalte (Material), Materiales, Pigmento azul, Terminologías

Resumen

La terminología técnica en el ámbito del material artístico ha cambiado continuamente. Muchos de los vocablos antiguos cayeron en desuso o los términos han sufrido un cambio de significado. En cuanto a las fuentes escritas hay que contar con un vocabulario regional, local, o reducido a un solo taller, con las denominaciones del comercio y también, por supuesto, con erratas y fallos ortográficos y copias defectuosas. De allí resultan hoy día, de igual manera, diferencias en la interpretación de los términos históricos (GRAMATKE, 2008: 28). El término polvos azules es uno de ellos. En la literatura moderna algunos autores suelen relacionarlos con el pigmento azul de azurita (2CuCO3·Cu(OH)2), mientras que otros expresan sus dudas. Este artículo trata de elucidar esta denominación harto vaga. El término en sí es bastante genérico y pudo abarcar, y abarcó en las fuentes, cualquier tipo de pigmento azul molido, en forma de polvo, como azurita, índigo, lapislázuli, esmalte y azul de Prusia. Pese a esta confusión, un estudio exhaustivo de los documentos y de la literatura específica de la época, que incluyó fuentes de carácter económico y comercial, junto con otras de tipo naturalista o geográfico, aumentó los indicios de que se trataría de esmalte. Este pigmento tenía otros muchos usos, hoy caídos en el olvido, pero en la época muy comunes según los documentos.

Biografía del autor/a

Corinna Gramatke, Doctora en conservación y restauración de pintura y tallas policromadas de la Hochschuhle für Bildende Künste Dresden (Alemania)
licenciada  en Conservación y Tecnología de Pintura y Escultura Policromada en la Staatliche Akademie der Bildenden Künste Stuttgart, se doctoró en Tecnología del Arte, Conservación y Restauración del Patrimonio Artístico en la Hochschule für Bildenden Künste en Dresden con una traducción comentada al alemán de los capítulos sobre las técnicas pictóricas de los tratados barrocos de Vicente Carducho, Francisco Pacheco y Antonio Palomino. Fue restauradora  del Servicio del Patrimonio Estatal de Renania, Colonia; del Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña, Barcelona, y del Centro Municipal de Restauración de Düsseldorf. Enseñó conservación y restauración en la École des Beaux-Arts de Avignon y en la Hochschule für Bildenden Künste en Dresden. Inició con el DFG un proyecto de investigación con la Technische Universität München, sobre la escultura policromada de las Misiones guaraní-jesuíticas en Paraguay de los siglos XVII y XVIII. Se especializó en fuentes escritas sobre técnicas artísticas.
Publicado
2019-06-27
Sección
Artículos