168. De lo que el hombre comió, tiró y enterró. Interpretación tafonómica y bioestratinómica de los yacimientos arqueológicos y paleontológicos

Eloísa Bernáldez Sánchez

Resumen


No existen garantías científicas ni lógicas de que los restos orgánicos, sobre todo de ver tebrados, conser vados en los yacimientos arqueológicos y hasta paleontológicos sean una muestra significativa de la paleocomunidad a la que per tenecieron ni que formasen par te de las preferencias de consumo del hombre, puesto que son, en su mayoría, depósitos de residuos de los que desconocemos cualitativa y cuantitativamente el efecto producido por los procesos predeposicionales de la actividad trófica de la población humana y de cualquier otro carnívoro y carroñero. Por ello nos servimos de un estudio bioestratinómico de la asociación de cadáveres diseminados por la Reserva Biológica de Doñana para determinar las pautas generales de un depósito óseo que son inferidas en el estudio tafonómico de 12 yacimientos arqueológicos datados entre el 6000 a.C. y el siglo XVI situados en el SO de Andalucía. Con este análisis pretendo valorar la información biológica del pasado preservada hasta el presente que el propio hombre ha originado de su actividad carnívora y carroñera.

Palabras clave


Bioestratinomía; Huelva; Huesos; Parque Natural de Doñana; Tafonomía; Yacimientos arqueológicos

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




CONTACTA CON NOSOTROS

Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
Camino de los Descubrimientos, s/n.
Isla de la Cartuja. 41092, Sevilla
Tel.: (+34) 955 037 048/49
Correo-e: publicaciones.iaph@juntadeandalucia.es

Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada
3.0 Creative Commons