IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 26/09/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Guía Digital del Patrimonio Cultural

El patrimonio minero andaluz. El futuro de un pasado

La crisis de la minería de la franja Pirítica onubense, que está llegando a sus límites actualmente, pero que se viene padeciendo fundamentalmente, desde 1982, con el primer cierre de la línea de producción de cobre; está ocasionando en la Cuenca de Riotinto, grandes problemas estructurales, como altas tasas de desempleo, desactivación económica de otros sectores subsidiarios de la minería, fuerte emigración de los tramos jóvenes de la población, etc. que unido a la histórica descentralización, marcado por la inexistente planificación de actividades económicas y empresariales alternativas, desde las administraciones en el pasado, hacen que los instrumentos de desarrollo local utilizados recientemente no estén obteniendo los resultados apetecidos.

En cualquier análisis serio que se haga en la cuenca para la posible búsqueda de alternativas, va a determinar que tanto el territorio como la población han estado marcados tradicionalmente por las explotaciones mineras.

El patrimonio minero de Riotinto, que hasta hacía muy poco tiempo tenía un carácter puramente arqueológico, se está conceptualizando igualmente como paisajístico, etnográfico, antropológico, histórico y sobre todo industrial.

La visión sobre el patrimonio debe ser flexible y dinámica, ya que queremos identificar en ella al conjunto de elementos y prácticas sociales a través de los cuales un colectivo pretende reconocerse y representarse. De esta forma, según nuestra concepción, el patrimonio adquiere sentido pleno como parte de los procesos de identificación colectiva.

El Patrimonio Cultural de Rio Tinto, está constituido por los bienes, tanto materiales (fábricas, edificios, maquinarias, instalaciones mineras, sistemas de explotación, etc.), como inmateriales (tradiciones, costumbres, culturas, etc.), generados en un proceso histórico para la explotación de un medio natural, rico en minerales, conformando un paisaje industrial por la acción antrópica del hombre, que también adquiere una dimensión patrimonial que debe ser preservada y explicada.

El concepto patrimonial con la que pretendemos dotar teóricamente nuestro proyecto de gestión cultural, va a ser la recogida en la ley 1/1991, de 3 de Julio, de Patrimonio Histórico de Andalucía; que a su vez recoge todos los planteamientos formulados por la ley 16/1985, de 25 de Junio, de Patrimonio Histórico Español, aclarando y desarrollando algunos puntos de la legislación estatal cuya aplicación había sido fuente de confusión hasta la fecha. Así pues la legislación del Estado se ve complementada y desarrollada por medio de la normativa autonómica, al tiempo que mantiene toda su eficacia en relación con las materias de interés general y opera con carácter supletorio para todos los temas no tratados por la legislación andaluza. Una vez asumidas las competencias, la ley establece en su Artículo 2 la composición del Patrimonio Histórico Andaluz: "El Patrimonio Histórico Andaluz se compone de todos los bienes de la cultura, en cualquiera de sus manifestaciones, en cuanto se encuentren en Andalucía y revelen un interés artístico, histórico, paleontológico, arqueológico, etnológico, documental, bibliográfico, científico o técnico para la Comunidad Autónoma".

Aunque la Administración no contempla en el enunciado de la ley el concepto de patrimonio industrial explícitamente, nosotros entendemos que éste, va incluido en el patrimonio etnográfico y en el patrimonio científico-técnico, ambos contemplados en la legislación.

En los años 80, ante este cúmulo de circunstancias adversas, la Administración, las instituciones locales, la propia empresa( RIO TINTO MINERA, S.A.), etc., establecieron otras vías de desarrollo a implantar en la comarca, fundamentalmente con una política de subvenciones para la creación de pequeña y mediana empresa y la implantación del turismo cultural como desarrollo endógeno, o dicho de otra forma "patrimonio histórico" como activo de desarrollo.

Para la gestión del patrimonio cultural emanado de las explotaciones mineras se crea en 1987 la FUNDACIÓN RIO TINTO, como Institución benéfico-docente con carácter de fundación cultural privada y sin ánimo de lucro, estableciendo entre sus fines fundacionales los siguientes puntos:

1.- El estudio e investigación de la Historia de la Minería y de la Metalurgia.

2.- La conservación y restauración del conjunto ambiental, mediante la constitución de un Parque Minero.

3.-La difusión de los valores históricos culturales que encierra el mencionado conjunto ambiental.

Así mismo, estamos desarrollando, por estar inmersos en una sociedad en crisis socio-económica, planes estructurales de desarrollo para la búsqueda de alternativas de empleo.

En este orden de cosas, Fundación Rio Tinto se adscribió como entidad promotora, en programas formativos-laborales financiados por el Instituto Nacional de Empleo y el Fondo Social Europeo, creándose Escuelas Taller y un Módulo de Promoción y Desarrollo.

EL PARQUE MINERO DE RIOTINTO.

Fundación Rio Tinto sin apartarse de los objetivos fundacionales que la definen, apuesta por el presente y futuro de la comarca, para lo cual diseña la creación de un Parque Minero con fines culturales, turísticos y recreativos, que aglutine iniciativas tanto de carácter social y cultural como de carácter socioeconómico.

Pretende establecer una interrelación entre la población minera y su historia, de forma que, su explicación museográfica, donde se incluye el entorno, paisaje, costumbres, etc., sirva para establecer los vínculos identificativos entre ambos. Por lo que debe convertirse en un factor de dinamización del territorio minero y ser el referente principal del turismo cultural.

Corta Atalaya. En la foto se puede observar los diferentes colores según sean pizarras de carbonífero, sulfuros masivos o rocas volcánicas. Al fondo se percibe la Corta Filón Sur, ya enterrada por los estériles de Cerro Colorado.

Foto: archivo fundación Río Tinto.

La metodología expositiva que FRT quiere implantar en el recorrido del parque, es la idea francesa de"Ecomuseo", es decir integrar los elementos patrimoniales diseminados por la comarca, bajo el hilo conductor del medio natural transformado. El paisaje minero como resultado de la relación simbiótica que se produjo entre las culturas o civilizaciones que lo transformaron y éste. Para ello diseña un recorrido didáctico, dotándolo de contenidos históricos a explicar, poniendo en valor el patrimonio desde el punto de vista turístico, pero asegurando la preservación de los bienes y dotándolo a su vez con una serie de servicios para la comodidad y disfrute de los visitantes.

Es un Parque temático dedicado a la a la Minería, Mineralurgía y Metalurgia de la Cuenca Minera de Rio Tinto, situado en el Andévalo Oriental, entre la sierra de Aracena y Picos de Aroche y el Condado de Huelva. Tiene una extensión de 900 Ha., siendo el primero de sus características en España.

El centro de partida sería el MUSEO MINERO (1600 m2), como punto centralizador del resto del parque, de donde se irradia las restantes visitas que componen el Parque Minero. Es donde se dan las primeras explicaciones generales sobre Historia, Geología, Medio Ambiente, Aprovechamientos, Potencialidades, etc., que han permitido la génesis de la comarca a través de 5000 años de Historia.

Los antecedentes del Museo Minero se remontan a finales del siglo XIX cuando los jefes británicos que explotan las minas, reconocieron en las piezas arqueológicas que aparecían en Riotinto, sobre todo de época romana, una forma de legitimar socialmente la explotación que estos llevaban a cabo de las minas en forma de enclave minero. Crean un pequeño Museo en Bella Vista de objetos arqueológicos descontextualizados y sin ningún discurso expositivo. El resurgir clásico de la cultura minera, evidenciaba una época esplendorosa, que tenía ahora su correlato en el colonialismo inglés.

Pero el sistema expositivo empleado fue el "coleccionismo", las obras de arte aisladas, sin interrelación con las distintas culturas que se fueron imbricando en un largo proceso histórico y sin interrelacionarlas con el territorio que las acoge, y lo que es peor, sin identificarlas con un paisaje antropizado por la explotación minera del hombre.

A partir de los años 70 se va a realizar proyectos de investigación arqueo-metalúrgicos, con numerosas excavaciones, que serán la base de los fondos patrimoniales con los que abriría el futuro museo.

Desde 1992, el Museo Minero de Riotinto, gestionado ya por la Fundación Rio Tinto, se entiende ya como un Centro de Interpretación, Explicación y Difusión de la Historia de la Minería y de la Metalurgia del suroeste Peninsular. Va a ser el primer museo de la Península Ibérica dedicado temáticamente a la historia de la Minería y Metalurgia desde sus orígenes pre y protohistóricos hasta nuestros días.

Estatua romana siglo I después de Cristo. Hallazgo de una escultura togada en caliza marmórea, realizando los trabajos mineros de costumbre en Corta del Lago. Los restos de la civilización romana aparecen por doquier en las minas de Riotinto.

Foto: archivo fundación Río Tinto.

El recorrido museístico va a atender a una periodización por etapas históricas y a criterios temáticos, desde el inicio de los asentamientos poblacionales en la Cuenca Minera, en el Calcolítico hasta la actualidad, con gran representación de piezas arqueológicas e instrumentos, máquinas, locomotoras, etc. relacionado con la Arqueología Industrial.

En el Calcolítico ya aparecen los martillos de mineros, relacionados con la minería del cobre, de la mina de Cuchillares en Campofrío, así como material lítico de la Chaparrita en Nerva. Pero son sin duda los yacimientos funerarios, como el dolmen de la Lancha, también en Nerva, la que mayor representación, van a tener en este periodo de incipiente minería.

En el Bronce Pleno en yacimientos como "La Parrita" se pueden constatar una actividad minera más perfeccionada, utilizando la plata y el cobre arsenicado. De este yacimiento podemos observar en el Museo, hachas pulimentadas, brazal de arquero, cuencos cerámicos a mano y crisoles que lo relacionan directamente con la metalurgia. Se ha recreado a escala 1/1 las formas de enterramientos en cistas, para hacerlo más didáctico y atractivo.

El recorrido expositivo continúa por el Bronce Final Orientalizante, donde se produce un gran avance técnico en cuanto a los procedimientos minero-metalúrgicos y como consecuencia un aumento de las producciones de metales. La mina de "Chinflón" con numerosos martillos, toberas y crisoles; el poblado prerromano de Cerro Salomón, influenciado por pueblos venidos desde Oriente como fenicios y chipriotas, donde encontramos vasijas a manos digitadas, cazuelas, vasos trípodes, pero también cerámicas a torno bicromas, que evidencian la superioridad técnica que traían los pueblos de Oriente; y el asentamiento de Tres Águilas, con escorias de sílice que demuestran esta evolución tecnológica para la obtención de la plata; son buenos ejemplos de este periodo. Así como la estratigrafía de Corta Lago, revela la ocupación y explotación del lugar desde al menos el Bronce Final hasta el siglo II d.C., siendo el único yacimiento de la comarca que aporta dicha secuencia histórica y que por tanto lo convierte en un sitio clave para el conocimiento de la evolución ocupacional del proceso histórico de las minas. Numerosas vitrinas con instrumentos y útiles originales de este periodo, ilustran con sus explicaciones históricas particulares en su contexto histórico.

Pero el despegue de la minería en Riotinto, fue gracias a los asentamientos romanos, desde el s. I a.C. hasta el s. V d. C. Es cuando se va a producir la primera gran transformación del medio natural. Los romanos explotaron ininterrumpidamente plata y cobre, que testimonian su presencia en la actualidad con numerosos vestigios como poblados (Fuente del Ventoso, Cerro del Moro, Corta Lago, Cerro Salomón, Padre Caro), necrópolis (Huerta de la Cana, Tres Cruces, La Dehesa, Marismilla), explotaciones mineras (Corta Dehesa, Corta Lago, Corta Salomón, Planes, Peña de Hierro), talleres metalúrgicos (La Chaparrita, Tres Cruces), calzadas (La Parrita); que conforman el horizonte cultural más importante de la Arqueología de Riotinto. El discurso expositivo que nos plantea el Museo empieza por los elementos constructivos tanto de las ciudades, como de las necrópolis funerarias( cuppae, torres funerarias), para pasar a los procedimientos tecnológicos de la ingeniería romana en las minas( norias, tornillos, etc) y los adelantos metalúrgicos para la fusión del mineral de cobre. Sin olvidar los aspectos culturales y sociales que se desarrollaron, no hay que olvidarlo, durante casi seis siglos ( estatuas, cerámicas, objetos ornamentales y funcionales, etc).

Dentro de la cultura romana hay que destacar la reproducción de una mina romana de interior, de 250 metros, donde se recrea fielmente el trabajo minero, que parece ser era en régimen esclavista, así como los aspectos técnicos a los que se enfrentaban como el desagüe de las minas, solucionándolo con impresionantes norias y tornillos de Arquímedes, todo ello reconstruido a escala real, acompañado de un ambiente imitando el interior de la mina incluso con los sonidos que se producían, hacen un recorrido interactivo donde el visitante se introduce virtualmente en el espacio y el tiempo de explotación romana.

Sala romana en el Museo Minero. Podemos observar ya la estua romana, junto con la pareja que apareció, en su contexto histórico, ofreciendo al visitante un discurso expositivo racional y explicativo del asentamiento de la civilización romana en las minas de Riotinto, que se prolongó durante más de cinco siglos.

Foto: archivo fundación Río Tinto.

La explicación histórica continua con los escasos restos que nos han llegado de la época medieval, creemos que debido a la menor atención e investigación que se le han dedicado a estas civilizaciones. Escasos restos de elementos constructivos, así como mineros (lucernas) y monedas ilustran un pasado almohade que no se puede reconstruir por la falta de estudios sistemáticos de este periodo histórico.

Lo mismo ocurre con la historia moderna, y no es hasta la llegada de la Rio Tinto Company Limited, cuando se transforma definitivamente el medio físico de la comarca.

La llegada de estas grandes compañías extranjeras a la provincia de Huelva no sólo supuso la llegada de capital y su evidente impulso económico, sino el comienzo en esta comarca de esa revolución industrial ya comenzada en otros países como Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Era la primera vez que en el estado español enajenaba unas minas en venta y no por concesión de la explotación. Durante 81 años, hasta 1954, Riotinto fue prácticamente una colonia inglesa.

La mayoría de los restos industriales que encontramos en la actualidad así como el paisaje que hoy día nos encontramos fue modelado en su mayor parte por la acción empresarial de la compañía inglesa.

Implantaron sus usos y costumbres, construyeron los edificios al más puro estilo victoriano (Bella Vista), destruyeron y construyeron pueblos al modo de campamentos mineros (Alto de la Mesa, El Valle), introdujeron en Riotinto la más avanzada tecnología, construyeron el ferrocarril, impusieron un control burocrático sobre la población minera nativa, y supieron explotar a gran escala las minas de cobre más rica del mundo en ese momento.

Cuantiosos son los restos industriales diseminados por toda la comarca que evocan, no sin cierta nostalgia, un pasado más halagüeño con una incesante actividad industrial. Fábricas, Talleres, Máquinas, Estaciones, Cementaciones, Zarandas, Fundiciones, etc., son los restos de una herencia minera que hay que salvaguardar. Si en su momento tuvieron incluso connotaciones negativas por la contaminación que suponían al medio ambiente, con el tiempo fueron aceptados como parte integrante de un paisaje desolador y como forma de vida de toda una comunidad, que no hay que olvidar, se sustentaba con estas actividades.

Hasta siete salas del Museo, y seguimos ampliando, se dedican a la interpretación racionalizada de este periodo esplendoroso, separando los distintos aspectos industriales, sociales, ferroviarios, etc., en diferentes espacios expositivos, que unidos conforman la historia de la compañía inglesa y de otras empresas españolas que explotaron las minas posteriormente.

A este contenido cultural e histórico, que se ofrecen en propio Museo, hay que añadir otros servicios de recreo, ocio y esparcimiento (audiovisuales, servicios, tiendas, cafeterías, etc.), que hacen más lúdica y amena la visita.

Ya hemos comentado que el objetivo de FRT es integrar en la visita, el territorio y la cultura que lo transformó, creando un paisaje minero único que se convierte en un valor patrimonial, susceptible de explotación turística.

Desde el Museo, que también funciona como centro de recepción e información, se parte en distintos vehículos hacía otros puntos del recorrido del Parque, como la CORTA ATALAYA, que es la mina a cielo abierto más grande de Europa. Tiene forma de elipse con una longitud de 1.200 m. por 900 m. de ancho y una profundidad de 335 metros; BELLA VISTA, pintoresco y típico barrio inglés de finales del siglo XIX que reproduce fielmente el estilo arquitectónico y cultural de la época victoriana, donde se traslada la comunidad inglesa a finales del XIX para vivir según los cánones británicos, y es aquí donde radica la vital importancia de la aportación arquitectónica inglesa, no sólo en lo concerniente al barrio de Bella Vista, sino a toda una serie de edificaciones de apoyo que contribuyeron de manera fundamental al desarrollo arquitectónico de la Cuenca minera de Riotinto y Nerva, en contraposición a una arquitectura y urbanismo tradicional del pueblo andaluz; NECRÓPOLIS ROMANA DE LA DEHESA, enterramiento del S.II d.c., perteneciente a un poblado dedicado a la extracción de plata y cobre. Tiene dos topologías distintas de tumbas, las cuppae y las torres funerarias, que se pueden contemplar in situ; INSTALACIONES MINERAS, con un recorrido por los núcleos de extracción del mineral de gossan para su transformación en oro y plata, donde se puede comprender la minería moderna a cielo abierto, contemplando los nuevos sistemas de extracción mineral a través de enormes máquinas. Al igual que en el CERRO COLORADO, segunda importante explotación a cielo abierto en el área de Riotinto, y que desgraciadamente en la actualidad está a punto de ser cerrada.

Ferrocarril turístico. Se trata de un viaje recreativo en las minas, paralelo al río Tinto, de 22 km., en vagones y locomotoras de la época. Para ello, FRT ha restaurado el antiguo ferrocarril minero. La locomotora de vapor de la fotografía es la número 51 construida en 1883, que alterna el servicio con la número 14 de 1873, sin duda la locomotora a vapor en servicio más antigua de España.

Foto: Cejudo.

Unos de los puntos más atractivos del Parque, es sin duda el FERROCARRIL TURÍSTICO, se trata del antiguo ferrocarril minero construido entre 1873 y 1875 y que transportaba grandes cantidades de mineral que se extraían en las minas de Rio Tinto y se llevaba hasta el Muelle del Tinto en Huelva para su exportación. Y que ahora ha sido restaurado por los programas de Formación de Escuelas Taller que gestiona Fundación Rio Tinto. Su recorrido discurre paralelo al famoso río Tinto, característico por sus aguas rojizas, debido a la alta concentración en sus aguas de mineral de cobre e hierro. Numerosas locomotoras y material ferroviario han sido preservado y restaurado, para su servicio turístico, destacando las locomotoras a vapor número 14 y 51 que siguen bramando por los márgenes del río.

Complementando a estos importantes elementos citados anteriormente, se completa con un programa global de actuaciones que resumimos en la restauración de una antigua Estación de Ferrocarril en Nerva, destinada actualmente a Albergue Juvenil, con capacidad para 52 personas. Recuperación de antiguas instalaciones mineras, habilitando más de 1.800 m. de mina de interior para su visita en las minas Peña del Hierro.

Así mismo se continúa Restauración del Patrimonio Ferroviario en Zarandas Naya, para la ampliación del Museo Ferroviario, se establecen y solicitan a las Administraciones Públicas competentes, campañas de excavaciones en los yacimientos Arqueológicos localizados para incorporarlos al recorrido del Parque y se seleccionan itinerarios y rutas para proceder a su señalización.

En el siguiente cuadro podemos observar la puesta en valor, con otros usos actualizados, de elementos que tuvieron su función industrial y que ahora además de tener otras funciones, también conforman el Parque.

Elementos que tuvieron su función industrial y que ahora además de tener otras funciones, también conforman el Parque.

Todo el rico patrimonio minero-arqueológico-cultural que conforma el Parque Minero, puesto en valor, se pone en explotación a través de una PROMOCIÓN TURÍSTICA Y MARKETING, adecuados a las preferencias de la demanda, para consolidar la visita de los grupos homogéneos, colegios, institutos, asociaciones, etc. A estos grupos se les hace llegar la oferta mediante técnicas como el "mailing", que hasta el momento está siendo efectiva. Estos colectivos provocan una estacionalidad en la visita bastante fuerte.

En la estrategia futura se va a potenciar las visitas individuales, grupos familiares y pequeños grupos casuales. A estos grupos se les hace llegar la oferta mediante la edición de folletos, catálogos, libros, posters, radio, etc.

Se pretende aumentar el servicio de guías turísticos especializados una vez que se dispare la demanda, al aumentar nuestra oferta y adaptar algunas zonas del Parque Minero a grupos con disfuncionalidades. Para consolidar la central de reservas se ha creado una página WEB de la propia Fundación: aventuraminaparque.sigadel.com

En definitiva se aspira aumentar el número de elementos visitables en el Parque Minero, por lo que se aumentaría la oferta cualitativa y cuantitativamente y consolidar toda la infraestructura necesaria para llevar a cabo todas las labores de promoción, central de reservas y servicios guiados que actualmente se realizan.

Como consecuencia podemos comprobar en la tabla 2 como se ha consolidado las visitas al parque Minero.

visitas al parque Minero.

Otro elemento a destacar como instrumento de apoyo para la investigación histórica del Parque, ha sido la creación de un CENTRO DE INVESTIGACIÓN MINERO, constituido por el Archivo Histórico que aglutina una abundante masa documental generada por las distintas compañías mineras que explotaron las minas de Río Tinto y de otras minas de la provincia de Huelva, que prácticamente hasta su creación, no habían tenido ninguna respuesta para su conservación y organización, ni ningún tratamiento archivístico adecuado por parte de ninguna institución pública o privada especializada.

El Archivo coordina de una manera científica y técnica las condiciones de gestión documental, selección, conservación y difusión de los fondos de los distintos archivos mineros, garantizando la seguridad del patrimonio documental, respetando la unidad de los fondos, confeccionando los instrumentos de descripción, para permitir una óptima prestación de la información al servicio público. Se ha convertido en un referente fundamental de los investigadores para la confección de la historia contemporánea.

Su organización comienza sistemáticamente a partir de finales 1990, y hoy en día no es exagerado afirmar que el Archivo Histórico Minero se erige en una las piezas clave del patrimonio histórico minero, y en un eslabón fundamental para la investigación de la Historia Contemporánea y Minera de España.

Toda esta labor que Fundación Rio Tinto está llevando a cabo de recuperación, conservación y difusión patrimonial, ha sido reconocida por numerosas instituciones, tanto públicas como privadas, concediéndole varios premios entre los que destacan: premio patronato provincial de turismo 1.992, premio Andalucía de turismo 1.995, finalista premio Henry Ford 1.997, "mención especial" premio Andalucía de turismo 1.997, premio patrimonio Henry Ford 1.998, premio nacional Henry Ford 1.998.

En la actualidad Fundación Rio Tinto sigue trabajando en la conservación y restauración del patrimonio histórico, pero además asume como compromiso el participar en las estrategias de Desarrollo Comarcal, que por las distintas Administraciones y agentes sociales y económicos se vienen diseñando desde el año 1986, en aras de solventar la problemática generada por la actual crisis del sector minero.

Decididos a impulsar, complementar y consolidar el sector turístico-cultural como una de las líneas de diversificación a la crisis minera, apostamos por el presente y futuro de la Comarca de Riotinto, apoyándonos en la recuperación del Patrimonio Histórico y Tecnológico.

Muchas veces la gestión del Patrimonio Cultural se convierte en el único recurso disponible en zonas afectadas por procesos de reconversión o decadencia económica, esperamos y deseamos que no sea así en el caso de Río Tinto y se puedan compaginar, con buenos resultados, actividades empresariales y culturales.

Noria romana. Descubrimiento de una noria romana en 1886, en Filón Norte. Este era el rpocedimiento más habitual que utilizaron los ingenieros romanos en Riotinto, para el desagüe en el interior de las minas.

Foto: archivo fundación Río Tinto.

Bibliografía

ALVAREZ ARECES, M. A. " Asturias, patrimonio industrial y turismo cultural. Nuevos recursos para viejas estructuras". En revista "Ábaco" Nº 19 , 2ª época. 1998.

PAZ SÁNCHEZ, J.J. y DOMÍNGUEZ DOMÍNGUEZ, C. " Edición, estudio introductorio y cuadros de la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía de 3 de Junio de 1991. Consejería de Cultura. Consejería de Educación y Ciencia. Delegaciones Provinciales. Gabinete Pedagógico de Bellas Artes. Huelva. Ed. Artes Gráficas Andaluzas. 1996.

PÉREZ LÓPEZ, J. M. " Crisis socio-económica de la Cuenca Minera de Rio Tinto. Fundación Rio Tinto como gestor de patrimonio cultural". Comunicación en las jornadas sobre Patrimonio cultural y Creación de Empleo organizada por la Universidad de Huelva. 2002. s/p.

PÉREZ LÓPEZ, J. M. " Fundación Rio Tinto como Centro de Investigación de la Minería". En revista Demófilo. Nº 32, Cultura Minera en Andalucía. Fundación Machado. 1999.

PÉREZ LÓPEZ, J. M., ROMERO MACÍAS, E. M., RUIZ BALLESTEROS, E., AGUILERA COLLADO, E., AGUILERA CARRASCO, R. " Informe BIC en la categoría de Sitio Histórico de la Cuenca Minera de Rio Tinto" JUNTA DE ANDALUCIA. 2002. s/p.

RUIZ BALLESTEROS, E y IGLESIAS GARCÍA, L. "La conformación del patrimonio minero en Riotinto". En revista Demófilo. Nº 32, Cultura Minera en Andalucía. Fundación Machado. 1999.

RUIZ BALLESTEROS, E." Cultura, Medio Ambiente y Minería; reflexiones desde Rio Tinto". En PÉREZ CEBADA, D. (Ed), "Minería y Medio Ambiente, en perspectiva histórica". Universidad de Huelva. 2001.

Índice Boletín 45

Artículo a texto completo


Referencias: PÉREZ LÓPEZ, JUAN MANUEL. Parque minero de Riotinto En PH Nº 45. El patrimonio minero andaluz. El futuro de un pasado. Sección Información: Patrimonio Histórico Andaluz

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417