IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 07/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Guía Digital del Patrimonio Cultural

El Parque Natural Bahía de Cádiz

El Parque Natural de la Bahía de Cádiz está considerado una de las principales zonas húmedas del sur de Europa y cuenta con una extensión de 10.000 hectáreas, repartidas en un auténtico laberinto de dunas, caños, marismas y playas. Se enclava en la costa occidental gaditana y comprende la propia Bahía de Cádiz y su entorno, que afecta a los términos municipales de Cádiz, Chiclana de la Frontera, El Puerto de Santa María, Puerto Real y San Fernando.

Parque Natural Bahía de Cádiz

Es un espacio natural que tiene una peculiaridad con relación al resto: no existe una continuidad dentro del territorio, sino que está formado por una serie de islas que, en conjunto, conforman el Parque Natural. Islas que se distribuyen entre los municipios citados y que cuentan con algunos enclaves que están urbanizados, lo que unido al hecho de tener dentro una serie de ciudades (algunas con escasísimo término municipal como San Fernando y Cádiz), provoca que esté sometido a unas grandes presiones. De ahí su rareza: la no continuidad, de ahí su peculiaridad (¿de ahí su amenaza?). En otros Parques Naturales gaditanos uno puede andar de punta a punta, para hacerlo aquí, hay que salirse de los límites del Parque, lo cual dificulta bastante muchas labores que se puedan hacer en él. Quizá lo más llamativo de este Parque sea que los componentes del paisaje son horizontales. Cuando uno piensa en un Parque Natural, piensa siempre en cosas que rompen la horizontalidad del paisaje: en montañas, en árboles, en piedras y rocas donde se puede subir y bajar. En el parque Natural de la Bahía de Cádiz no existe esa verticalidad, no hay montaña y hay escasísimos árboles (se pueden contar con los dedos de dos manos). Lo que más llama la atención, por tanto, es que el Parque sea absolutamente llano.

Pero esta particular característica ni impide, en modo alguno, su atractivo, antes bien lo refuerza, confiriéndole al paisaje una indudable personalidad estética propia. La influencia de los mares y un clima suave, de tipo mediterráneo, son las claves que determinan las especiales características ecológicas de este humedal, en el que la acción del mar, el viento y los sedimentos fluviales han dibujado un bello mosaico paisajístico de playas, planicies fangosas y marismas.

Al ser zona de contacto entre medios marinos y terrestres y gracias a la fácil circulación de las aguas, con buena iluminación y abundantes nutrientes, hacen que en él se contabilice una gran cantidad y variedad de ictiofauna, avifauna y flora. Existen determinados puntos y épocas en los que su observación es más favorable. Ahora que se nos está echando encima el invierno es una buena oportunidad para visitarlo dado que empiezan a venir un montón de aves del norte que vienen buscando un clima más cálido como las marismas de la Bahía de Cádiz. Si anota en su "cuaderno de marisma" las rutas que a continuación le vamos a trazar, no sólo disfrutará de este singular Parque a las puertas del otoño, sino que habrá dejado de ser para usted "el gran desconocido".

Ruta 1. Sendero del Río Arillo.

Tiempo recomendado: principios de otoño. Valoración: 2. Lo mejor: las luces y colores del alba y del crepúsculo, y el sonido de las avocetas y cigüenelas.

Sendero del río Arillo

El río Arillo marca la frontera entre los términos municipales de Cádiz y San Fernando. En este caño divisorio podemos comenzar el itinerario en el antiguo molino de marea del Río Arillo, en el Km 679,5 de la N-IV, un edificio en el que antaño la corporación municipal de Cádiz rendía honores protocolarios a la realeza y que espera, entre escombros y tras su declaración de protección, salvarse de este estado de abandono. Recomendamos utilizar la "vuelta de fuera" de la salina San Féliz (Cádiz) hasta llegar al final del río, para luego por la "vuelta de fuera" de la salina Tres Amigos (San Fernando) llegar al punto de partida. Este paseo de unos 4,5 km de longitud nos va a permitir la observación de las especies de la avifauna de la zona.

Ruta 2. Sendero de Camposoto-Punta del Boquerón.

Tiempo recomendado: cualquier época del año es buena siempre que se vaya a principio o final de día. Valoración: 2. Lo mejor: los cordones dunares y las vistas paisajísticas de los ortos y ocasos.

Sendero de Camposoto-Punta del Boquerón

Comenzando en la "vuelta de fuera" de la citada salina de Tres Amigos, tomaremos la vía pecuaria conocida como "Vereda de Cádiz a Chiclana", que discurre paralela a las playas de Urrutia, Camposoto y del Castillo. En este punto sugerimos pasear por la playa hasta llegar a la Punta del Boquerón, extremo de la barra arenosa que cierra parcialmente el Caño de Sancti-Petri. Las vistas al histórico castillo serán excepcionales; más si somos capaces de hacer coincidir nuestro paseo con un coeficiente intermareal muy amplio ( para este mes de octubre ello se cumple entre los días 14 y 15, y 27, 28 y 29), podremos acceder mediante la lengua de arena, a unos 60 metros del islote que navega entre la historia y el mito, con un pasado deslumbrante, pues según los textos antiguos allí estuvo ubicado el Templo de Hércules. Señalemos como anécdota que el maestro D. Manuel de Falla desembarcó en dicho islote para inspirarse en su última obra musical "La Atlántida". Si usted desea imitar al insigne maestro puede realizar, en la actualidad, el desembarco mediante alguna de las propuestas de nuestra sección De Interés Turístico.

Ruta 3: Sendero La Algaida.

Tiempo recomendado: las mañanas de primavera y otoño. Valoración: 1. Lo mejor: la regeneración natural de sabinas que está teniendo este pinar.

Sendero La Algaida

A la altura de la Facultad de Química de la ciudad de Puerto Real podemos comenzar un itinerario recorriendo la orilla del Río San Pedro, adentrándonos en el Pinar de La Algaida de gran belleza e interés, y en muy buen estado de conservación. Existe una red de carriles y sendas que nos van a permitir recorrer las marismas de esta orilla del río así como de este pinar.

Ruta 4: Sendero Carmen de Bartivás.

Tiempo recomendado: primavera, otoño e invierno. Valoración: 2. Lo mejor: perderse por las revueltas de los caños y mirar hacia el suelo a ver qué se ve.

Sendero Carmen de Bartivás

La longitud total de este itinerario del término municipal de Chiclana es de 2,5 km. Partiendo de la estación depuradora de esta ciudad, nos adentraremos bordeando las salinas de "Cañaveral", "Santa María de Jesús" y "Carmen de Bartivás", siempre paralelo al cauce del río Iro hasta alcanzar la denominada "columna vertebral" de las salinas gaditanas: el Caño de Sancti-Petri.

Todas estas propuestas itinerantes nos van a permitir, además de contemplar la estructura interna que tiene una salina, comparar, un poco, cómo es el espacio natural transformado en salina y el espacio natural restante, que queda por fuera, todavía sin transformar.

Ruta 5: Sendero o recorrido en barco por la Isla Verde.

Tiempo recomendado: cualquier época es buena. Valoración: 3. Lo mejor: las praderas de plantas que crecen en los fondos fangosos y la exuberancia de vegetación y aves.

Sendero o recorrido en barco por la Isla Verde

En esta ruta proponemos bordear la zona de planicies fangosa, conocida como La Isla Verde, que une los núcleos poblacionales de San Fernando y Puerto Real. A través de la salina "La Molinera" y por las "vueltas de fuera" de otras, podremos atravesar caños como "El Chico", "Madre", "de la Merced" o "del Águila" y tras unos 7 km finalizar el paseo en el barrio puertorrealeño de Jarana. Para realizar este recorrido se recomienda un guía que conozca bien la zona. Una alternativa sería efectuarlo en Barco, accediendo por el Caño de La Carraca, bordeando así la Isla Verde a través del caño Chico de Puerto Real.

Ruta 6: Recorrido en barco por el Caño de Sancti-Petri.

Tiempo recomendado: igualmente el alba y el crepúsculo. Valoración: 3. Lo mejor: la "escolta" de cientos de lisas saltando y la posibilidad de ver reunidos más de 200 flamencos.

Recorriod en barco por el Caño de Sancti-Petri

Se trata de uno de los recorridos más atractivos y espectaculares a efectuar, que, si se realiza con una gran pleamar, nos va a permitir recorrer su curso integro a lo largo de unos 18 km. Existe una amplia oferta de empresas que cubren este itinerario a bordo de todo tipo de embarcaciones, de esta forma tendremos acceso a rincones que difícilmente podrían ser visitados, que sólo se accede a ellos mediante autorización previa, gracias a lo cual se garantiza la preservación del medio. Esta visión insólita del parque nos dará una idea aproximada de su magnitud y extensión, también de su laberíntica morfología y podremos observar buena parte de la bonita avifauna que puebla las orillas de los caños.

Ruta 7: Playa de Levante.

Tiempo recomendado: al ser una playa cualquier época es buena. Valoración: 2. Lo mejor: la nidificación de charrancitos.

Playa de Levante

Al alcance de El Visitante más intrépido y aventurero, proponemos coger una carretera que sale del Camping Valdelagrana, en dirección a El Puerto de Santa María. Aunque no conduce a ningún sitio, llega justo a la desembocadura del Río San Pedro, donde hay una gran bolsa de aparcamiento y a partir de ahí perderse, siguiendo un último consejo: aunque cuando lleguemos nos encontremos un caño con un poco de agua, no nos dé miedo meternos en él, hemos de atravesarlo y perdernos disfrutando del laberinto de agua y tierra.

Son ocho rutas bonitas, en absoluto complicadas y que garantizan y permiten disfrutar de la naturaleza, sobre todo, del paisaje del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, un laberinto de espejos al que hemos sustituidos estos últimos por agua y montañas de sal y arena.

* Este artículo fue originalmente publicado en la revista El Visitante, nº 9, 2000, p. 16-19. La reproducción se realiza con autorización expresa del director gerente de la revista, a quien PH. Boletín del IAPH agradece su desinteresada colaboración.

Índice Boletín 35

Artículo a texto completo


Referencias: OSUNA GARCÍA, Javier. Itinerarios naturales en el Parque Natural Bahía de Cádiz. En PH Nº 35. El Parque Natural Bahía de Cádiz. Sección Información: Patrimonio Histórico Andaluz.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417