IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 04/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico
Denominación:

Coronas. Virgen del Buen Aire y Niño. Capilla del Palacio de San de Telmo. Sevilla.


Datos intervención:

Registro: O-96
Anualidad: 2005
Bien: Mueble
Tipo: Metales/Platería
Técn./Soporte: Plata dorada, abultada y repujada; técnicas mecánicas y de fundición.
Propiedad/Demandante: Consejería de Economía y Hacienda. Dirección General de Patrimonio.
Término municipal: Sevilla
Ámbito geográfico: Sevilla
Titularidad: Público

Identificación del bien:

Autoría: José Agustín Méndez.
Encuadre crono cultural: 1779
Zona/Sector: Virgen del Buen Aire. Hornacina central. Retablo Mayor.

Descripción:

La corona se considera atributo de realeza y divinidad. El simbolismo de la corona se basa en dos factores principalmente por su situación y por su forma. Iconográficamente el tema de la coronación de María procede del arte bizantino. En occidente se difunde durante la Edad Media. La corona es el símbolo de María como Reina de los Cielos. Este modelo es una evolución de los primeros ejemplos en el que la corona se componía de un aro o diadema y de un bonete o canasto. Ya en el siglo XVII se le añade bandas superiores cruzadas o imperiales y un resplandor o aureola rematada por una cruz. Cada uno de los elementos que constituyen la corona tienen un significado: Así los rayos solares son la luz divina, las flores aluden a la virginidad de María y los tallos vegetales a la unión entre Dios y los hombres entre cielo y tierra. En definitiva la corona forma parte del concepto simbólico de la imagen de la virgen: Madre, por el hijo que lleva en los brazos; Virgen por su juvenil rostro; Inmaculada, por sus símbolos apocalípticos: la luna bajo sus pies, el manto bordado en oro; La decoración que impera en todo el conjunto es la rocalla tanto en la canasta como en los imperiales, la ráfaga es plana alternando distintas alturas y agrupadas de tres en tres con los perfiles en forma de pico. La rocalla desarrollada tiene forma de dobles ces ordenada en toda la canasta de forma simétrica y en cada uno de los seis imperiales. El resto del conjunto esta cubierta por una frondosa decoración abigarrada sin dejar ningún espacio sin cubrir. El punto de partida del inicio del rococó se fija según la bibliografía específica a partir de 1754 con la publicación del libro de dibujos para exámenes de plateros realizado por Blas Amat (cónsul de plata). Es la introducción de manera oficial del motivo decorativo de la rocalla, se puede entender como una evolución más en los esquemas compositivos del barroco. Sin embargo esto no implica que no convivan con otras piezas de motivos ornamentales anteriores tradicionales. Estamos ante dos ejemplos notable de corona en pleno triunfo de la rocalla, ambas piezas poseen notables cualidades que la hacen merecedoras a la escultura que pertenecen. Quizás resulten algo monumental para las cabezas de la virgen y el niño además si tenemos en cuenta la leve inclinación del rostro de la virgen, parece que este en un difícil equilibrio y ello le suponga un motivo de deterioro en el futuro.



Estudios realizados:

  • Examen organoléptico.
  • Examen no destructivo.
  • Examen con lupa binocular, fotografías generales, micro y macrofotograféas de las obras.
  • Estudio analítico mediante metalografía y análisis mediante el microscopio electrónico de barrido.
  • Propuesta de toma de muestra.


Diagnóstico:

Estado de conservación:

CORONA DE LA VIRGEN

La corona presentaba depósitos de polvo, grasas, cera, manchas producidas por el humo de las velas y de productos de limpieza. La pieza estaba cubierta de amplios focos de corrosión constituidos por óxidos y sulfuros de plata. La fractura más significativa se localizaba en el lateral derecho de la ráfaga, en la base de la misma cercana al punto de ensamble de la ráfaga y la canasta, dónde se ha fracturado la pieza en dos partes. La ráfaga y el perno del remate presentaba deformaciones generales. Las deformaciones puntuales se localizan en los polos y en un lateral de la bola del remate. Estas deformaciones se deben a que la bola es mayor que el espacio para inserción de la misma en la ráfaga. Tras el estudio histórico y comparativo de la obra se averiguó que la corona estaba rematada por una cruz de la que sólo se conserva el brazo inferior.

CORONA DEL NIÑO

La corona presenta depósitos de polvo, grasas y restos de productos de limpieza. Los primeros se localizaban en el interior de la canasta, formando una densa capa de color negro. El dorado se encontraba en buen estado. Las obras estaban cubiertas de focos de corrosión constituidos por óxidos y sulfuros de plata que se habían extendido formando una capa homogénea y compacta en las áreas en las que la plata no estába dorada. En las zonas doradas los focos de corrosión son puntuales y se localizan allí donde se ha perdido el dorado.Tres de los elementos de anclaje de los imperiales, situados en la canasta, han perdido una de las dos pletinas metálicas que los constituyen. La acción del hombre ha sido el principal causante de las alteraciones que presentan las dos coronas, destacando: las deformaciones puntuales, la pérdida de elementos, las acumulaciones de restos de productos de limpieza en las incisiones de los repujados y la pérdida parcial de los dorados. Todas ellas alteraciones derivadas de la manipulación de las obras. El resto de patologías son fruto de la acción conjunta del deterioro natural de los materiales, de la acción de agentes externos, y de la falta de mantenimiento.

Intervención:

Actuación:

En primer lugar, se numeraron los elementos que forman las obras y se desmontaron. Tras el desmontaje se realizó el estudio de elementos constitutivos y de sus sistemas de ensamble: En la corona de la Virgen hay nueve elementos; canasta, tres imperiales, dos piezas de la ráfaga, la bola del mundo y los restos de la cruz del remate que se ensamblan unos con otros. La corona del niño se compone de cinco elementos: la canasta con puente soldado, dos piezas de imperiales, la bola y la cruz. El proceso de desmontaje se documento fotográficamente con toma de imágenes generales y de detalle que muestran el método de montaje, la localización de los elementos y los sistemas de ensamble entre elementos. Previo al proceso de limpieza se realizó el análisis para la caracterización de los materiales compositivos de la obra. Los resultados de los análisis confirmaron que se trata de una pieza con oro en ambas caras. Asimismo, los análisis confirmaban que el estado de conservación de los metales permitía una limpieza de tipo químico y mecánico. Una vez determinado el método y documentadas gráficamente las catas de limpieza, se procedió a la retirada de polvo por aspiración y a la limpieza por inmersión en agua desmineralizada. Las capas de productos de la corrosión de la plata se retiraron mediante torundas de algodón. Una vez concluida la limpieza se eliminaron los restos de productos específicos para la limpieza de metales nobles mediante inmersión en agua desionizada y desengrasado del metal. La unión de la fractura de la ráfaga se corrigió soldándole a la pieza original de ensamble de la ráfaga a la canasta, una plancha de plata de 1 mm de grosor. El tratamiento aplicado sobre las dos obras permite su correcta lectura acercando su aspecto al momento de fabricación de la misma sin eliminar los efectos del natural envejecimiento del material. El tratamiento aplicado ha perseguido el máximo respeto por el original y la menor intervención posible así como la adopción de medidas de protección como la aplicación de capas de protección que minimicen la manipulación de la misma.

  • Corona de la Virgen antes de la intervención. Corona de la Virgen antes de la intervención.
  • Corona del niño antes de la intervención. Corona del niño antes de la intervención.
  • Aspecto final de las dos coronas después de la intervención. Aspecto final de las dos coronas después de la intervención.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417