IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 10/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico
Denominación:

Luna y Pulsera. Virgen del Buen Aire. Capilla Palacio San Telmo. Sevilla.


Datos intervención:

Registro: O-94
Anualidad: 2005
Bien: Mueble
Tipo: Metales/Platería
Técn./Soporte: Trabajos mecánicos y de fundición.
Propiedad/Demandante: Consejería de Economía y Hacienda/ Dirección General del Patrimonio.
Término municipal: Sevilla
Ámbito geográfico: Sevilla
Titularidad: Público

Identificación del bien:

Autoría: Juan de Garay (Luna); La pulsera es anónima.
Encuadre crono cultural: Luna: 1725; Pulsera: S.XX
Zona/Sector: Virgen del Buen Aire. Retablo Mayor.

Descripción:

La media luna está tomada de los textos apocalípticos de San Juan: "Apareció en el cielo una señal grande, una mujer envuelta en el sol, con la luna debajo de sus pies..." La luna nunca se representa llena como en la Crucifixión, sino recortada en forma de creciente evocando la castidad de Diana o como símbolo de la victoria cristiana sobre los turcos. La media luna consta de un alma de madera recubierta de plata. Desde el punto de vista ornamental es muy simple dos estrellas de ocho puntas en los extremos y la cabeza de un querubín. El resto de la luna es completamente plana sin ningún trabajo de incisión. Éste es uno de los ejemplos más interesantes de media luna del primer tercio del siglo XVIII, la mayoría de los que se conservan son a partir de la segunda mitad del XVIII. El trabajo del querubín destaca sobre la sencillez del conjunto. La pulsera que porta la Virgen corresponde a la tipología conocida popularmente como de "esclava" en recuerdo a las cadenas que la componen, en el centro lleva una placa para grabar el nombre o la fecha. El valor de esta pieza no reside en sus cualidades técnicas o artísticas, su valor es más antropológico, está más cercano al exvoto contemporáneo y como tal hay que entenderlo. Lo más interesante del conjunto de atributos de la Virgen: coronas, galeón y media luna es la calidad y el hecho de mantenerse prácticamente inalterable en el tiempo. Siendo ejemplos fundamentales para entender el trabajo de dos autores como José Agustín Méndez (autor de las coronas) y Juan de Garay autor del magnifico galeón y la media luna. Ninguna de las dos piezas esta contrastada. En realidad ninguna de las obras que Juan de Garay realiza para San Telmo están contrastada. Las causa puede estribar en que la calidad de la plata no alcanzara los requisitos mínimos, a pesar de la obligación que se tenía de marcar o que en el momento histórico la legislación referente al marcaje de la plata no fuese tan estricta como en otros periodos, eximiendo a los artistas de la certificación de las obras.


Otros:

El origen de la Luna está ligado al mismo encargo que se realiza, al platero Juan de Garay en 1725, junto con el navío de plata, que porta la misma imagen. La pulsera es un regalo o recuerdo según consta en la inscripción, con un valor más sentimental que material.


Estudios realizados:

  • Estudio Histórico.
  • Examen no destructivo.
  • Examen con lupa binocular, fotografías generales, micro y macrofotografías de las obras.
  • Estudios analíticos: metalografía y análisis mediante el microscopio electrónico de barrido.


Diagnóstico:

Estado de conservación:

ALTERACIONES DE LA LUNA

La madera presenta depósitos de suciedad que son mayores en zonas como los pliegues de la plata donde se acumulan grandes cantidades de polvo. En las áreas visibles de la madera; el reverso y la zona central en el frente. El grado de consolidación del material lígneo es óptimo, a pesar de que presenta pequeños orificios posiblemente producidos por insectos xilófagos y por la inserción de puntillas. Entre dos de las piezas del soporte, situados en la zona centra,l se ha formado una grieta de dimensiones considerables y la madera presenta perdidas perimetrales en los puntos de inserción de clavos. Las piezas metálicas estaban cubiertas por depósitos de suciedad tanto en el anverso como en el reverso. Toda la obra estaba dorada, en los brazos se ha perdido casi totalmente, sólo se conservan pequeñas lagunas de oro a modo de puntos. En las estrellas el dorado se encuentra parcialmente perdido por desgaste, mientras que en el querubín se conserva bien el dorado excepto en zonas puntuales en las que se ha perdido en forma de láminas. Los elementos de plata estaban cubiertos por una capa, gruesa, compacta y cubriente de corrosión constituida por sulfuros de plata que se han extendido formando una capa discontinúa de manchas circulares con coloraciones amarillas, grises y negras. El querubín presentaba focos puntuales de productos de la corrosión de coloración oscura en las zonas en las que se había perdido el dorado. Las láminas de plata lisa que cubren los frentes presentan deformaciones puntuales y generales de escasa relevancia. Los pernos con los que se ancla el querubín al soporte estaban completamente torcidos debido a que uno de los orificios del soporte era muy estrecho. Las piezas de plata que cubren los frentes presentan numerosas grietas, las de menor tamaño se disponen en sentido vertical en las zonas perimetrales, y las mayores, horizontalmente en la línea de unión de las planchas que conforman el forro. Se ha sustituyó el tornillo con cabeza con decoración vegetal que sostiene la estrella del lateral derecho por un tornillo con cabeza con hendidura central. La pieza presenta numerosas soldaduras realizadas con cordón de plata. La mayor parte de las pletinas que fijan las piezas de plata al soporte se han partido y todos los clavos para la fijación de la plata a la madera son de acero.

ALTERACIONES DE LA PULSERA:

Presentaba depósitos de polvo y grasa y una alto grado de sulfuración especialmente en los eslabones. Además la pieza estaba cubierta por un barniz oxidado y ennegrecido. Los eslabones de la cadena presentan soldaduras, algunas de fabricación y otras recientes. La arandela en la que se cobijaría la pieza de cierre que se ha perdido, está partida. La acción del hombre es el principal causante de las alteraciones, destacando: las deformaciones, la perdida de elementos, las fracturas, la pérdida parcial de los dorados y las soldaduras. El resto de patologías son fruto del deterioro natural de los materiales y de la falta de mantenimiento; depósitos de suciedad y polvo, formación de capas homogéneas y muy cubrientes de productos de la corrosión de la plata o pérdida del brillo y del lustre del metal y fracturas de la madera.

Intervención:

Actuación:

TRATAMIENTO REALIZADO EN LA LUNA

Se realizó la extracción de muestras para caracterización de los materiales constitutivos de la obra, el estudio fotográfico con toma de imágenes generales de todas las vistas de la obra y de aquellos detalles que resultaron relevantes. Asimismo, se inició el estudio histórico de la obra y se elaboró el documento de Informe diagnóstico, conforme a lo establecido en el protocolo normalizado PR-MI del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, en el que se recogen los datos técnicos, el estado de conservación de la obra y la propuesta de tratamiento. Se realizó la limpieza de los depósitos superficiales con torundas de algodón y una disolución de agua desmineralizada y alcohol. Tras este proceso se sellaron los orificios con resina epoxídica tipo araldite madera y se realizó la unión de la fractura central del soporte con acetato de polivinilo. Se aplicó un producto biocida (Per-xil) por impregnación con el fin de prevenir el biodeterioro. Se retiraron las estrellas y el querubín manteniendo las planchas de plata en el soporte, por considerarse que las piezas de plata no tenían buena salida y la retirada del soporte podría haber ocasionado mayores daños. Previo a la limpieza se realizaron catas que permitieron determinar el grado de limpieza que se pretendía alcanzar y el método a seguir. El grado de limpieza alcanzado respeta la pátina del metal, se ha evitado la limpieza profunda que despoja a la plata de la protección que le proporciona una leve capa de sulfuro y que dota a la obra de una estética propia de su antigüedad. Una vez determinado el método y documentadas gráficamente las catas de limpieza se procedió a la limpieza total de la obra realizando una limpieza mecánica y química. Se retiraron las grasas, restos de polvo y otro tipo de depósitos con agua desminerilazada y detergente neutro, no iónico, disolventes orgánicos y ácidos débiles. Para la limpiezas de zonas puntuales se recurrió a métodos mecánicos; borrador eléctrico y micromotor con fresas de algodón. Por último para la retirada de concentraciones de óxidos y sulfuros de plata se emplearon productos específicos para la limpieza de metales nobles que se retiraron con disolventes orgánicos y agua desmineralizada. Se realizó una copia de cobre del tornillo original mediante el sistema de la cera perdida. Se unieron las grietas entre las láminas de plata con resina epoxídica de dos componentes cargada con polvo de plata. Las pletinas de sujeción al soporte se unieron mediante un refuerzo de plata adherido con resina epoxídica. Se corrigió la deformación del perno del ángel devolviéndolo a su posición mecánicamente con percutores de madera. Se modificó la dirección del orificio del soporte que obligaba a doblar el perno para colocarlo, evitando de esta manera que se volviese a torcer el perno. Se aplicó por impregnación dos capas de resina sintética específica para la protección de metales nobles (Firgilene). Se devolvieron las piezas a su posición original, sustituyendo el tornillo añadido del remate de estrella por una reproducción obtenida a partir del original. En la zona en las que la madera del soporte quedaba a la vista se colocaron injertos de plata de 0,01 ml de grosor adheridos con resina epoxídica e inserción de clavos de plata, con la finalidad de dar unidad a la estética del conjunto. Se sustituyeron las clavos de acero por clavos de aleación de plata de baja ley por la mayor resistencia de estos últimos.

TRATAMIENTO REALIZADO EN LA PULSERA

Se retiraron los depósitos de suciedad y las capas de corrosión. El último eslabón del lateral derecho de la cadena estaba roto para utilizar la arandela como cierre de la pulsera, se devolvió a su lugar uniendo la fractura con adhesivo epoxídico de dos componentes. Para posibilitar el cierre de la pulsera se colocó un cierre de plata en el lateral izquierdo. El tratamiento aplicado sobre las obras permite su correcta lectura acercando su aspecto al momento de fabricación de las mismas sin eliminar los efectos del natural envejecimiento del material. El tratamiento aplicado ha perseguido el máximo respeto por el original y la menor intervención posible, así como la adopción de medidas de protección como la aplicación de capas de protección que minimicen la manipulación de la misma.

  • Luna Virgen del Buen Aire antes de la intervención. Luna Virgen del Buen Aire antes de la intervención.
  • Luna Virgen del Buen Aire después de la intervención. Luna Virgen del Buen Aire después de la intervención.
  • Pulsera de la Virgen del Buen Aire después de la intervención. Pulsera de la Virgen del Buen Aire después de la intervención.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417