IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 11/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico
Denominación:

Nuestra Señora del Refugio de Pecadores. Oratorio de la Santa Cueva. Cádiz.


Datos intervención:

Registro: 1/98
Anualidad: 2000
Bien: Mueble
Tipo: Pintura
Subtipo de intervencion: Pintura de caballete.
Técn./Soporte: Pintura al óleo.
Propiedad/Demandante: Obispado de Cádiz y Ceuta / Convenio suscrito entre la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico), Fundación Caja Madrid y el Obispado de Cádiz y Ceuta.
Término municipal: Cádiz
Ámbito geográfico: Cádiz
Titularidad: Privado

Identificación del bien:

Autoría: Riedmayer, Franz Xavier.
Encuadre crono cultural: 1796. Neoclásico. Estilo academicista. Escuela gaditana.
Zona/Sector: Fachada exterior. Oratorio de la Santa Cueva, Cádiz.

Descripción:

El lienzo, encargado por el padre Sáenz de Santa María, marqués de Valde-Íñigo al pintor alemán Franz Xavier Riedmayer, presenta a la Virgen de cuerpo entero sobre la bola del mundo vestida con túnica roja y manto azul. Coronada y con los brazos extendidos en actitud de acogimiento, sobre ella se sitúa el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego y en vuelto por un nimbo de angelotes. A los pies de la Virgen aparecen toda una serie de personajes de diversa condición social, destacando en primer plano dos ricamente vestidos así como un niño y otro más de estilo murillesco. En la base del cuadro se representa toda una serie de "vánitas" como mitras, coronas, etc.... El lienzo fue colocado en el lugar que hoy ocupa el 31 de marzo de 1796, fecha en la que se inauguró el Oratorio de la Santa Cueva. De este cuadro se mandaron a imprimir miles de estampas de gran tamaño, muy difundidas en la época.



Estudios realizados:

Examen con luz rasante Examen con luz ultravioleta Examen radiográfico Toma de muestras Identificación de materiales constitutivos


Diagnóstico:

Estado de conservación:

El bastidor de este cuadro, formado por cuatro listones de sección rectangular y un travesaño central, conservaba un sistema de expansión estable, gracias a la presencia de seis cuñas en buen estado, por lo que no se consideró imprescindible su sustitución. El lienzo original se encontraba reentelado. Ambos lienzos estaban constituidos por fibras de lino y se unían entre sí por medio de adhesivo orgánico, probablemente gacha. El soporte pictórico original presentaba manchas de diferente tonalidad en el reverso, (algunas debido a un ataque microbiológico), lagunas, rotos y desgarros. El lienzo original además presentaba deformaciones, localizadas fundamentalmente alrededor de las grietas y en los bordes. La mala adhesión entre ambas telas a favorecido la deformación del soporte original. La obra tiene una sola capa de preparación coloreada, de tono terroso, en correspondencia con la película pictórica original, aplicada homogéneamente, lisa y uniforme. Los movimientos naturales del soporte de dilatación y contracción según los cambios de temperatura y humedad, han incidido directamente en la preparación y película pictórica provocando la aparición de levantamientos y cuarteados. Entre la capa de preparación y la película pictórica se detectaron defectos de cohesión. Ambas capas sufrían también numerosas lagunas y desprendimientos, lo que ha causado la pérdida de la película pictórica en dichas zonas. La superposición de barnices oxidados, repartidos heterogéneamente y la gran cantidad de repintes evidencia que nos encontramos ante una obra con una capa pictórica muy castigada, por las condiciones microclimáticas que sufre, y por intervenciones de restauraciones incorrectas. Recordemos que la obra estaba situada en una citrina la fachada exterior del oratorio. La capa pictórica sufría además de gran cantidad de lagunas. Por último la capa de protección (no original) muy oxidada y amarillenta, y acumulaciones de polvo en toda la superficie.

Intervención:

Actuación:

El estado de conservación del bastidor era aceptable, por lo que no se ha estimado imprescindible su sustitución. No obstante se desmontó, se limpió mecánicamente mediante cepillado y aspiración, y se subsanaron los agujeros para darle mayor consistencia y evitar la posible entrada de microorganismos o insectos que lo debiliten. El reverso del soporte ha sido sometido a una limpieza superficial. Los repintes, estucos e injertos han sido eliminados, al igual que el reentelado antiguo. A continuación se limpió y acondicionó debidamente el reverso del lienzo original para reentelarlo de nuevo, se volvió a montar el bastidor original, y se realizaron los injertos en las lagunas del lienzo original. La obra presentaba riesgo de desprendimientos de preparación y película pictórica, así que, como medida preventiva, se realizaron fijaciones puntuales en aquellas zonas más comprometidas. La capa de preparación se ha consolidado y fijado al soporte de forma generalizada se han eliminado los estucos de intervenciones anteriores, y se han estucado y nivelado las lagunas. La primera operación de conservación realizada sobre la capa pictórica ha sido su fijación puntual en aquellas zonas con riesgo de desprendimiento como medida preventiva. El barniz se sometió al proceso de limpieza y los repintes resinosos se eliminaron de toda la superficie pictórica. Finalizada la limpieza, por el anverso se han protegido las rajas y faltas de soporte mediante grapas de papel japonés. Una vez realizado el reentelado, y montado el bastidor, se realizó la reintegración cromática mediante técnica acuosa. Tras la eliminación del barniz antiguo y oxidado y la reintegración cromática de las lagunas se ha aplicado como capa de protección una fina película de barniz.

  • Anverso. Proceso de restauración. Estucado de lagunas. Anverso. Proceso de restauración. Estucado de lagunas.
  • Anverso. Proceso de restauración. Injertos. Detalle. Anverso. Proceso de restauración. Injertos. Detalle.
  • Vista general del cuadro después del proceso de intervención. Vista general del cuadro después del proceso de intervención.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417