IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido 06/12/2016

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa web | Ayuda buscador

A+|A-

Imprimir

Enviar a un contacto

        

Aviso legal
Los datos personales del solicitante serán incluidos en un fichero de usuarios del IAPH y serán tratados de forma confidencial conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de carácter personal. Si desea ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede dirigirse al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, sito en Isla de la Cartuja, Camino de los Descubrimientos s/n, 41092- SEVILLA.

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico
Denominación:

San Antonio de Padua. Iglesia de la Encarnación. Vélez Rubio. Almería.


Datos intervención:

Registro: 8E/00 B
Anualidad: 2001
Bien: Mueble
Tipo: Escultura
Subtipo de intervencion: Escultura de bulto redondo
Técn./Soporte: Madera tallada y policromada.
Propiedad/Demandante: Iglesia de la Encarnación / Domingo Fernández Navarrete, párroco de la iglesia de la Encarnación
Término municipal: Vélez Rubio
Ámbito geográfico: Almería
Titularidad: Privado

Identificación del bien:

Autoría: Atribuido a Francisco Salzillo.
Encuadre crono cultural: Segundo tercio del XVIII. Escuela barroca murciana
Zona/Sector: Retablo de la iglesia de la Encarnación. Hornacina central.

Descripción: La imagen de San Antonio de Padua, según la bibliografía de principios del siglo XX que trata sobre Vélez Rubio, se atribuye al escultor Francisco Salzillo (1707-1783). En estudios posteriores a cerca del patrimonio de esta localidad y del escultor citado, la obra se ha venido relacionando con Roque López, discípulo de Salzillo. Sánchez Moreno opina que es obra del taller de escasa importancia artística, realizada en los años finales de su producción. El santo se representa de pie con el peso del cuerpo sobre su pierna derecha y la izquierda flexionada apoyada sobre una semiesfera, lleva en los brazos al Niño Jesús y muestra la cabeza ligeramente inclinada hacia su izquierda. Estilísticamente se observa como sigue los tipos barrocos, con una buena resolución de la disposición del cuerpo que inclina ligeramente hacia la izquierda, al igual que la cabeza, dirigiendo así la atención del espectador al centro de la composición que es el Niño. En esta imagen atribuida a Salzillo se pueden apreciar algunos grafismos propios de su producción, en concreto la manera de tallar el hábito del santo agrupando una serie de pliegues en el centro que caen verticalmente al igual que ocurre en la figura de san Francisco de Asís del museo de escultura de Valladolid realizada por Salzillo. El rostro muestra también la configuración facial típica de Salzillo con forma ovalada, gran apertura de los ojos, la boca entreabierta y los labios de perfecto dibujo. Y el cabello está tallado a base de incisiones profundas. Además en esta imagen se repite una fórmula compositiva que emplea en otras obras del mismo tema iconográfico, consiste en apoyar una de las piernas de sus figuras en una semiesfera como hace por ejemplo en el san Antonio de Padua de la iglesia de San Antolín en Murcia, realizado hacia 1728. Con respecto a la imagen del Niño, que no es la original, se presenta desnudo mirando al espectador y sus características estilísticas difieren de las observadas en la figura de san Antonio.


Estudios realizados:

Estudio fotográfico con luz normal y ultravioleta Estudio analítico de muestras de policromía Examen con lupa binocular Observación al microscopio óptico con luz reflejada de la sección transversal (estratigrafía). Estudio al microscopio electrónico de barrido (SEM) y microanálisis (EDAX) de la sección transversal. Análisis macroquímico de cargas y pigmentos. Análisis de las muestras mediante espectrometría infrarroja (FTIR).


Diagnóstico:

Estado de conservación:
Estado de conservación del soporte: Presentaba algunas grietas y fisuras que corresponden la mayoría de ellas con las líneas de ensamble de las diferentes piezas de madera de la escultura, algunas de ellas alcanzaban hasta tres mm. de separación. Esta es la zona con mayor profusión de líneas de separación entre piezas, aunque también se encontraron otras grietas repartidas por la talla en distintas áreas. Una, localizada en el brazo izquierdo, también alcanzaba una importante anchura en su zona media. En cuanto a roturas y a faltas de soporte, se localizaron varias. Las roturas se traducen en el caso de esta obra directamente a pérdida y desaparición de los fragmentos o elementos de soporte. En la parte delantera derecha del cuello de la capelina, se había perdido un fragmento de forma triangular que se había sustituido por una pieza realizada en cera en una de las intervenciones anteriores. Así también, se detectaron pérdidas de soporte en la peana. Se habían perdido algunos fragmentos de corcho, especialmente los situados en las cuatro esquinas externas. Han desaparecido muchos dedos de las manos del santo. Por otro lado, se habían introducido algunos elementos metálicos en el soporte, como una pletina de hierro cogida por dos tornillos en la cabellera para agarre de la corona. Estado de conservación de la Policromía: Se pueden apreciar fisuras en los estratos de preparación y policromía correspondientes a las líneas de unión de los ensambles de las distintas piezas constitutivas. Se aprecian algunas zonas con desprendimientos puntuales de los estratos de preparación y policromía. Así también, existían numerosas áreas con problemas de adhesión entre los estratos de color y preparación al soporte. La zona posterior de la túnica del santo era la que presentaba mayor profusión de este daño. Las zonas con riesgo de problemas de adhesión se localizaban alrededor de las grietas de desunión entre piezas y sobre las telas colocadas para tapar y amortiguar las líneas de separación de ensambles. En algunas áreas, la secuencia de estratos era de la policromía, preparación y tela, careciendo entonces del apoyo directo del soporte de madera. No obstante, en general los estratos de policromía, preparación y soporte en la escultura del santo presentan buena cohesión entre sí. En el niño, el conjunto estratigráfico presentaba aún mejor cohesión, no existiendo apenas problemas de adhesión entre las capas conformantes. La túnica presenta importantes desgastes de la capa de policromía en algunas zonas sobre todo en los relieves más externos y bajo los repintes. El estrato más superficial es una capa de barniz amarillento, incrustaciones de polvo y gotas de cera.

Intervención:

Actuación:
Tras la revisión del estado de las uniones de las distintas piezas, se decide actuar en varios ensambles situados en la capelina y la bola azul. El tratamiento consistió en la introducción de una cola de unión aglutinada con polvo de madera de cedro. Entre las líneas con mayor separación - a partir de unos 2.5 mm.- también se introdujeron finas chirlatas de madera de cedro y pino. Se tuvo en cuenta que los bloques de donde se extrajeron las chirlatas estuvieran muy resecos con el objeto de evitar probables movimientos de la madera cuando estuviera colocada en el interior de la talla. mEn los dedos de las manos que se encontraban sueltos se actúa ensamblándolos mediante finas espigas de madera internas pegadas con acetato de polivinilo. Los fragmentos de dedos que se hallaban perdidos se tallaron en madera de cedro siguiendo la morfología de las originales. Los dedos del santo, realizados en una anterior intervención, se mantuvieron aunque la talla no resulte de calidad. Esto se decidió así porque no se contaba con datos suficientes para la reproducción de estos fragmentos. La pieza perdida situada en el cuello de la capelina se reprodujo tallándola en madera de cedro. Se reconstruyó uno de los fragmentos de corcho del relieve de las rocas de la peana ya que se podía adivinar su morfología original. En las rocas perdidas de las cuatro esquinas no se pudo realizar la misma operación por la falta de datos. La consolidación de los estratos de preparación y color se realizó en las áreas donde se detectaron defectos de adhesión. Con el fin de encontrar el método más idóneo para la limpieza de repintes y remoción de depósitos superficiales se realizó un test de solubilidad (ver test). El estucado de las lagunas con pérdida de preparación se efectuó por aplicación de material afín al original. La reintegración cromática de las lagunas estucadas se efectuó atendiendo a los criterios de reversibilidad y diferenciación. Se realizó con acuarela y pigmentos al barniz con técnica de rayado o rigattino. La protección de la superficie se realizó con una capa de barniz aplicada con brocha suave sobre toda la superficie.

  • Prueba de limpieza en el rostro de san Antonio. Prueba de limpieza en el rostro de san Antonio.
  • Estado final. Estado final.
  • Estado final. Estado final.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario. Para el Banco de Imágenes, ver especificaciones.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz
Tel.956203394 | Fax.956203417